Destino


El hotel está rodeado de un gran numero de atractivos naturales y culturales que usted puede visitar y conocer. Los más importantes son:

Salar de Uyuni. El salar de Uyuni o de Thunupa tiene 10582 km², y constituye el mayor desierto de sal del mundo. Está situado a 3650 metros de altura sobre el nivel del mar en el departamento de Potosí, en el Altiplano de Bolivia, sobre la Cordillera de los Andes
El área que hoy ocupa este desierto, estaba cubierta hace 40.000 años por el Lago Ballivián. El Salar de Coipasa y los lagos Poopó y Uru Uru también son vestigios de este gran lago prehistórico.
Excepcional por su belleza, el Salar de Uyuni alberga en su interior las Islas Inkawasi y Pescado y otros sitios curiosos por sus formas que constituyen un enjambre de singularidades. En las riberas del Salar se encuentran vestigios arqueológicos, centros ceremoniales y fortalezas de un pasado remoto que datan de miles de años antes de Cristo.

El Salar, llamado también “El Gigante Dormido” por la enorme riqueza que encierra, o como el “mar blanco” por su enorme extensión cubierta de un manto blanco, ocupa los 68°20´hasta los 20°50´ de longitud sur y desde los 67° hasta los 68° de longitud oeste.

El Salar de Uyuni es uno de los más importantes destinos turísticos de Bolivia y una de las maravillas naturales de Sudamérica que usted no debe dejar de conocer.

El Volcán Thunupa. Es un volcán apagado que en la cosmovisión andina representa el ser supremo que mora, vigila y cuida a los habitantes de la región. El volcán es venerado por los residentes, y es merecedor de libaciones, ruegos y challas. Se puede acceder al volcán mediante un sendero angosto hasta su media altura en un trekking de 2 a 3 horas.

Comunidad de Tahua.La antigüedad del lugar se remonta a los periodos paleolítico medio y superior. Se han encontrado en la región varios centros ceremoniales y restos de cráneo propios de pueblos cazadores y pescadores. También se hallaron muestras de cerámica y objetos de piedra típicos de pueblos agricultores pertenecientes al periodo mesolítico y neolítico dedicados al cultivo de plantas alimenticias, con experiencia en la domesticación de especies vegetales y animales.

Las laderas se cubren de cultivos de quinua de variados colores y de otras especies de plantas típicas de la región.

La Pukara de Chillima. La pukara o fortaleza está en el cerro Chillima, conocido localmente como sitio Incali o Chillguilla. Este asentamiento parece haber estado dividido en al menos dos sectores o barrios, sumando un total aproximado de 3 hectáreas. Su función defensiva queda confirmada por el difícil acceso y un aparente muro perimetral que circunda el sitio. Es un centro cultural importante de la población de Tahua.

Comunidad y Museo de Chantani. Chantani es una comunidad cercana a Tahua, tiene una iglesia singular y pintoresca. Existe un museo en el que se pueden observar diferentes objetos que han sido rescatados de la zona y que datan de la época prehispánica. También se pueden ver rocas calcáreas con figuras de diferentes animales. El pueblo se encuentra a aproximadamente 20 minutos de caminata desde la población de Tahua.

Takana de Chillguilla. Son terrazas agrícolas construidas en forma de andenes en las laderas de los cerros rocosos que permitieron modificar el ángulo de la pendiente. Constan de muros de contención de piedras naturales regulares que sostienen una plataforma compuesta de tierra fértil seleccionada y traída de otros lugares; así se pudieron obtener canales de riego y evitar la erosión pluvial y eólica.